El Papel de los Valores en la Sociedad

SociedadEl ser humano es una persona con una dimensión social desde su nacimiento, a lo largo de su vida, una persona es sujeta a la convivencia en comunidad que parte de la familia hasta su desenvolvimiento en sociedad, ello implica asistir a una institución educativa, realizar un trabajo, y a su vez conformar parte sustancial en la formación de una familia. A lo largo de este trayecto se generan relaciones de parentesco, productivas, amorosas y de amistad que deben ser normadas ya sea por valores o de forma legal para un desenvolvimiento satisfactorio.

Para entender la perspectiva que implican los valores en una sociedad, es necesario comprender las magnitudes que la socialización, normas, leyes, moral y la concepción misma del ser humano. De forma que partamos de la realidad hacia la abstracción de los conceptos que a continuación se explican, para volver a la realidad en su conjunto.

LA SOCIALIZACIÓN

La socialización se puede describir desde dos puntos de vista; objetivamente, a partir del influjo que la sociedad ejerce en el individuo y subjetivamente, a partir de la respuesta o reacción del individuo a la sociedad. Por lo tanto las acciones que un conjunto de personas o individualmente entre sí, tienen efectos positivos o negativos en los demás.

La enseñanza es parte del proceso de socialización en el panorama de los valores, de esta forma la sociedad transmite su cultura de generación en generación, adaptando al individuo a los temas aceptados de la vida social organizada (los valores colectivos). Desarrollando las habilidades y disciplinas de las cuales una persona tiene necesidad; es infundirle las aspiraciones, las valoraciones que importan en proceso del desarrollo tanto individual como colectivo.

LAS NORMAS EN LA SOCIEDAD

Las normas que tiene una sociedad son razón de los usos y costumbres que conforman la cultura de un grupo o situación de división política y/o geográfica. La necesidad que lleva la sana convivencia en sociedad desencadena en lo sucesivo las leyes, y la moral. Por su parte las leyes son punitivas, una vez que se suscriben, ejercen un castigo a quien no cumpla con lo designado en tales normas. En el otro punto tenemos a la moral que parte de los usos y costumbres, muchas concepciones de la moral han derivado en leyes, aunque no en su conjunto, -más bien-, la moral implica normas no escritas de sana convivencia en la que los valores tienen un papel determinante en la forma en que un individuo actúa.

Schopenhauer decía que la totalidad de la moral implicaba el hecho de; <<no hagas daño a nadie>>, afirmación que concuerda con la concepción del individuo en sociedad y la adaptación a las normas en su forma de leyes escritas.

EL SER HUMANO

Cada ser humano es único e irrepetible. No obstante, la singularidad, hay en el ser humano puntos comunes que conjugan con los demás: los deseos, las aspiraciones, los sentimientos, los sueños, las frustraciones, las fortalezas, las debilidades, las alegrías. Entre otras concepciones personales que forman parte de la individualidad. Conforme una persona crece en conciencia; establece una identidad significativa y valida, descubre compromisos consigo mismo, con sus valores, con la gente, con la sociedad.

LOS VALORES EN LA SOCIEDAD

Los Valores son, ante todo, realidades que tienen una función central en la vida social. Son una cualidad del individuo y al tener esta cualidad, se hacen deseables o estimables a los demás. Si se guía el actuar diario, por sus propios valores, el comportamiento, las regulaciones y vivencias del ser humano sobresaldrán las personas por su buen vivir.

Los valores son concepciones positivas de una o un conjunto de acciones diarias, por tanto, se deben cultivar desde edades tempranas por la familia y posteriormente por la concepción de “bien” del individuo.

Los principales valores que se deben cultivar son:

Honestidad; la honestidad es el valor de decir la verdad, ser decente, recatado, razonable, justo y honrado.  Puede también entenderse como el simple respeto a la verdad en relación con el mundo. La principal cualidad de la honestidad es que genera confianza en los demás, y eso se aprecia en cualquier ámbito de la vida misma, sobre todo, adquiriendo especial énfasis en el mundo de los negocios y la familia.

Respeto; El respeto es un valor que en las relaciones interpersonales comienza en el individuo, en el reconocimiento del mismo como entidad única, que necesita y quiere comprender al otro. Consiste en saber valorar los intereses y necesidades de otro individuo, actuar con individualidad sin perjudicar con acciones a los demás, respetando así sus derechos a sus propias actuaciones. Benito Juarez dijo alguna vez; <<El derecho al respeto ajeno es la paz>>.

Lealtad; La lealtad es un valor que básicamente consiste en nunca darle la espalda a determinada persona o grupo social que están unidos por lazos de amistad o por alguna relación social, es decir, el cumplimiento de honor y gratitud, la lealtad está más apegada a la relación en grupo, y por ello adquiere importancia en las relaciones interpersonal, generando confianza para aquella persona que es leal.

Si bien, existen una mayor cantidad de valores tanto individuales como colectivos, son la lealtad, el respeto y la honestidad los más necesarios para una vida grata en sociedad. Tomando en cuenta, como ya se había explicado en párrafos anteriores, que el ser humano necesita de sí mismo tanto como de las otras personas que forman parte de su entorno.

Los valores desencadenan reacciones positivas y siempre son necesarios, un ejemplo del uso de los valores se hasta en documentos como las cartas de recomendación, tanto personales como laborales, donde otras personas exaltan y a su vez otorgan una aprobación a quien esta emitiendo la carta, señalando así los valores que le caracterizan y que servirán como base para la contratación de créditos, la obtención de trabajos, becas y el ingreso a grupos.

Los valores morales y las virtudes humanas se están perdiendo en el mundo. Hoy predominan contravalores como la corrupción, hedonismo y el consumismo que están contaminando el espíritu de la convivencia y la superación colectiva. ¿Nos hemos puesto a pensar realmente, el daño que hace a la sociedad la perdida de valores, siendo tan importantes para la vida?.

Una sociedad con valores avanza y se desarrolla mejor por que genera sinergias entre todos los individuos que la componen, por tanto, los valores son indispensables para vivir bien.

Fuentes:

La Excelencia como ideal y realidad en el ser humano 1a. ed.
Por: Hernando Duque Yepes

Valores y virtudes/Values and Virtue
By Marina David Buzali

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *